Por qué es mejor pagar por un hosting y no tenerlo gratis?

No confíes los correos ni la información privada de tu empresa en cualquier servidor de hosting

El servicio de hosting puede subdividirse en muchas categorías, donde las más comunes son el hosting compartido para páginas web y/o correos electrónicos y hosting para revendedores o reseller. Hay que tener un cuidado especial con la información que colocamos en internet, sobro todo si es empresarial. En internet está lleno de personas que quieren tener tu información, ya sea para realizar envío de spam, venderlas a empresas de marketing, estadísticas, o simplemente para intentar hacer fraude por internet o phishing. Toda la información es importante, desde una foto familiar, hasta un correo electrónico con tus datos personales. Nunca subestimes lo que pueda pasar en la red. Día a día la tecnología avanza, y el ingenio de muchos hackers también.

Un servidor de pago versus un servidor de hosting gratis, se diferencia porque básicamente estos últimos se financian con publicidad, o con la esperanza de que sus usuarios puedan optar a ampliar su plan a alguno premium. Si los planes no marchan como se quiere, y la empresa de hosting fracasa, simplemente perderás todo, y no tendrás un contrato para poder reclamar, y esto es mucho más común de lo que piensas. Está demostrado que el 80% de las empresas que ofrece hosting gratis fracasa y deja sus servicios botados, y simplemente lo pierde absolutamente todo. Un hosting gratis es un 50% menos estable que un hosting de pago, pues están más preocupados de vender publicidad y cerrar contratos premium, que de entregar y monitorear un buen servicio de hosting. Por lo general, los hosting gratis son el palo blanco de spammers y son utilizados para enviar emails masivos, lo que puede sobrecargar el servidor, y además enviar las ip a lista negra, esto significa que si tu tienes un hosting dentro de ese mismo servidor, cuando tu envíes un correo este llegará a spam, o simplemente rebotará. Los hosting gratis son utilizados para probar scripts o programas antes de pasarlos al hosting definitivo, muchas veces los webmasters trabajan sobre ellos para luego comenzar con un hosting de pago, y esto significa que ejecutarán sus scripts sin ningún tipo de criterio, y esto puede sobrecargar el servidor.

Un Hosting de pago por lo general utiliza sistemas sólidos, especializados para web hosting, son monitoreados con periodicidad, y sus esfuerzos están enfocados en entregar un servicio de calidad, pues el interés está en querer seguir vendiendo año a año. Un hosting de pago está preocupado de eliminar las ip de lista negra, cuidar la seguridad, y colocar límites en la utilización. Tendrás a quien recurrir en caso de problemas, pues por lo general contarás con soporte técnico. En el peor caso, cuentas con un contrato de servicio que te permitirá aferrarte ante cualquier problema.

Un hosting de pago utiliza paneles de control seguros, fáciles de usar, y por lo general cuenta con muchas más herramientas que te facilitarán el uso del servicio. Entre algunas cosas que se pueden nombrar, están los autoinstaladores de scripts como wordpress, creadores de páginas web, y soporte para muchos otros lenguajes web, python, ruby on rails, bases de datos postgress, mysql, etc.

admin

Ing. Civil Industrial